Sostenibilidad Energética S.L.
Llámenos ahora: 91 857 12 28

Consejos fundamentales para ahorrar en calefacción

Cuando llegan los meses de invierno, como en los que nos encontramos, lo que sucede es que tenemos que hacer uso de los sistemas de calefacción que tenemos en casa, para poder lograr el ambiente más confortable y acogedor posible. Eso ¿qué trae consigo? Que, de manera irremediable, suba de manera contundente lo que es el gasto energético que realizamos y, por tanto, que nuestro bolsillo se resienta y no precisamente poco.

Por ese motivo, porque debemos evitar que nuestra economía se vea muy mermada y nos veamos hasta el cuello, como se suele decir popularmente, debemos tomar medidas. En concreto, lo que debemos hacer es proceder a ahorrar lo máximo posible en calefacción.

En ese caso, queremos ayudarte. Por eso, a continuación, desde Sosener, especialista en sistemas de climatización y respaldada por la calidad de sus productos fabricados por Sosener, te vamos a dar unos consejos. Se trata de unas sencillas pero útiles recomendaciones para lograr el citado ahorro energético:

Uso responsable

Lo primero y más importante es que procedamos a hacer un uso responsable de la calefacción. Es decir, que la utilicemos realmente cuando se necesita y que, además, cuando la pongamos en marcha lo hagamos de manera lógica:

  • Es fundamental que las puertas y las ventanas estén cerradas para conseguir retener el calor y las estancias tengan una temperatura más acogedora. Es decir, es necesario que porque eso hará que, por tanto, el calor que se genera el sistema se pierda.
  • Si se cuenta con una calefacción que funciona con radiadores que se pueden controlar particularmente, lo que tenemos que hacer es cerrar los de las habitaciones que no se usan o en las que no hay nadie.
  • En el caso de que se disponga de un sistema que permita programar la calefacción, utilizarlo para poder tenerla en funcionamiento cuando realmente es necesario.
  • Ni que decir tiene que también es importante poner el sistema de climatización a la temperatura que está recomendada por las autoridades, para no estar pasando frío ni tampoco para tener que estar en tirantes dentro de casa. En este caso, se considera que teniéndola a 21º, se puede conseguir entre un 8 % y un 14 % de energía.

Calderas y estufas de biomasa

De la misma manera, otra medida que se recomienda en pro de poder ahorrar en calefacción consiste en sustituir los sistemas de climatización que se tienen por calderas o estufas que funcionan con biomasa.

En Sosener vendemos esos artículos y somos conscientes de que cada vez más ha crecido el número de personas que se animan a comprarlos. ¿Por qué? Porque permiten ahorrar muchísimo en dinero, ya que la biomasa, conformada por residuos orgánicos usados como fuente de energía, cuentan con un precio bastante más económico que combustibles tradicionales como pueden ser el gas o la electricidad, por ejemplo.

En el mercado hay una gran variedad de lo que se conoce como biocombustibles (pellet, huesos de aceitunas, sarmientos de viñas, cáscaras de almendras…) que, además de ser asequibles por un precio barato, tienen otras ventajas:

  • Garantizan un estupendo rendimiento.
  • No contaminan el medio ambiente.
  • Están propiciando que se generen nuevas áreas de trabajo en pro de la obtención y preparación de los mismos.
  • Dan salida a productos que, de otra manera, no servirían para nada y que, en algunos casos, lo único que harían sería provocar peligros para los bosques, tales como incendios.

Otros consejos

Aunque las recomendaciones dadas hasta el momento podemos decir que son las más relevantes en cuanto a lo que es el ahorro en calefacción, no hay que olvidarse de otras que también son muy efectivas si se realizan correctamente.

En este caso, tanto los expertos como las autoridades vienen a indicar lo siguiente:

  • Es fundamental que el sistema de climatización que se posea en el hogar se halle limpio y en las mejores condiciones posibles para que pueda realizar su función de la manera más correcta posible.
  • No hay que pasar por alto tampoco que se hace imprescindible que la estufa, caldera o similar sea revisada de manera periódica por un experto para que pueda corregir pequeños defectos o fallos. De esta manera, pondrá solución rápida a ciertos problemas que influyen en su funcionamiento y que pueden generar más gasto e incluso evitará que se produzcan graves averías. Errores estos de gran tamaño que, como es lógico, requerirán una mayor inversión económica en lo que es la reparación pertinente que fuera necesaria realizar.
  • Asimismo, se recomienda no colocar jamás ropa húmeda sobre los radiadores. ¿Por qué? Porque eso impide que los mismos puedan desempeñar su función de la manera más adecuada y recomendada posible.

Con estos sencillos consejos, ten por cuenta que este invierno vas a conseguir ahorrar en calefacción sí o sí.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies